Estudio fecal molecular

Estudio fecal molecular

¿Qué es Estudio Fecal Molecular?

Estudio Fecal molecular es un conjunto de pruebas analíticas en las que emplea principalmente la tecnología de PCR a tiempo real (RT-PCR) y cuya finalidad es el diagnóstico de infecciones intestinales provocadas por bacterias, virus y parásitos capaces de agredir a la mucosa intestinal.

Cualquier agresión ejercida sobre la mucosa intestinal puede dar lugar a una sintomatología aguda, como diarrea, dolor abdominal, fiebre, etc. Pero, además puede dar lugar a una alteración en su función de transporte molecular y en su permeabilidad que puede llegar a ser el origen de afecciones crónicas, como son las intolerancias, procesos autoinmunes, alergias y demás procesos de hipersensibilidad alimentaria, relacionadas con la calidad en el proceso de absorción de las sustancias procedentes de la digestión de los alimentos o del metabolismo de la microbiota que se encuentran en la luz intestinal.

En el Estudio fecal molecular, además de descartar la presencia de agresores de la mucosa intestinal, valoramos, mediante una prueba de observación en microscopio, la presencia de principios inmediatos mal digeridos que puede orientar al clínico a la hora de emitir un diagnóstico.

¿Qué ventajas aporta Estudio Fecal molecular frente a las técnicas habituales?

La tecnología de RT-PCR, basada en la amplificación de las moléculas de ADN y ARN aporta una gran sensibilidad a la hora de detectar microorganismos patógenos en muestras fecales.

Así lo demuestran estudios científicos como el presentado en el Congreso de la SEIMC de 2108 por el Hospital Universitario Central de Asturias, en el que se valoró la presencia de parásitos intestinales en 3288 pacientes empleando una técnica de microscopía como la que se aplica en cualquier laboratorio de microbiología de forma rutinaria y una de RT-PCR idéntica a la empleada por Estudio Fecal/+, obteniéndose los siguientes resultados:

  • Pacientes positivos mediante técnicas de microscopía: 420, 12 de ellos con parasitaciones múltiples
  • Pacientes positivos mediante técnicas de PCR cuantitativa: 1747, 496 de ellos con parasitaciones múltiples.

Mediante Estudio Fecal molecular, además de los microorganismos valorados mediante las técnicas convencionales, como la Salmonella, Shigella, Yersinia, Campylobacter, Aeromonas, Rotavirus o Adenovirus, se investiga la presencia de microorganismos que no se valoran habitualmente, ya sea por la complejidad de los métodos o por los elevados costes que ello supone. Este es el caso de Norovirus I y II, Astrovirus, Sapovirus, Toxina B de Clostridium difficile, Vibrio, Clostridium difficile hypervirulent, Escherichia coli enteropatógena, Escherichia coli enteroinvasiva, Escherichia coli enterohemorrágica, Escherichia coli enteroagregativa, Escherichia coli enterotoxigénica y la cepa O57 de Escherichia coli, todas ellas claramente relacionadas con procesos patológicos y cuya valoración no suele estar incorporada a la rutina de que las técnicas habituales de coprocultivo convencional.

La estabilidad de las muestras. Estudio fecal molecular valora la presencia de moléculas de ADN específicas de los microorganismos en cuestión, mientras que en las técnicas de coprocultivo se trabaja con organismos vivos, lo que obliga a procesar las muestras en cortos espacios de tiempo después de su obtención. Esta circunstancia permite transportar las muestras para realizar el Estudio Fecal molecular sin perder la calidad en el resultado obtenido.

Estudio fecal molecular. Diferentes opciones

A la hora de solicitar un estudio fecal molecular dispone de dos opciones:

  • Estudio fecal molecular. Parásitos: incluye la valoración de 6 parásitos protozoos mediante técnica de RT-PCR junto con la observación de parásitos y la digestión de principios inmediatos mediante observación al microscopio.
  • Estudio fecal molecular. Completo: además de la información del estudio fecal molecular. Parásitos, el estudio completo incluye la valoración, mediante técnica de RT-PCR, de la casi totalidad de las bacterias y virus descritos como patógenos intestinales.

 

Como complemento al estudio realizado mediante técnicas de RT-PCR se puede solicitar un estudio de:

  • Cultivo de levaduras en heces: el cultivo es una técnica que aporta menos sensibilidad que la RT-PCR. Es decir, que tiene una capacidad menor para detectar pequeñas concentraciones de levaduras en las heces, propiedad que no es requerida para este tipo de microorganismo. Sin embargo, sí que aporta la capacidad de realizar un estudio de antifungigrama en caso de detectarse la presencia significativa de levaduras en la muestra analizada.
  • Otro tipo de pruebas: Consultar con el laboratorio