Cuantificación de Micotoxinas en orina | Laboratorio Calderón

MICO/TOX

Cuantificación de Micotoxinas en orina

Las micotoxinas son metabolitos secundarios, producidos por diferentes especies de hongos, que comúnmente tienen un efecto tóxico en la salud humana y animal. Diferentes alimentos pueden estar contaminados y se consideran la principal fuente de exposición humana a las micotoxinas, sobre todo en países menos desarrollados. Sin embargo, en países de nuestro entorno, donde los controles alimentarios son más exhaustivos, la exposición ocupacional y ambiental contribuye de forma predominante a este problema.

Los hongos pueden crecer en casi cualquier superficie, especialmente si el ambiente es cálido y húmedo. Muchos de estos hongos son capaces de liberar toxinas al medio ambiente, las cuales pueden acceder a nuestro interior a través de la vía digestiva y respiratoria, siendo esta circunstancia el origen de múltiples patologías. Las enfermedades y los síntomas relacionados con la exposición a las micotoxinas incluyen fiebre, síntomas similares a la neumonía, enfermedades cardíacas, enfermedades reumáticas, asma, sinusitis, cáncer, pérdida de memoria, pérdida de la visión, fatiga crónica, erupciones cutáneas, depresión, TDAH, ansiedad, interacción con el metabolismo estrogénico, alteraciones gastrointestinales, daño renal y daño hepático.

MICO/TOX es un perfil analítico que incluye la cuantificación de 11 micotoxinas en una muestra de orina. Se trata de una prueba altamente sensible al emplear la tecnología cromatografía líquida con espectrometría de masas (LC-MS / MS) de última generación, lo que permite que muchos de estos compuestos se puedan detectar cantidades mínimas. Esto es importante porque las micotoxinas pueden causar problemas de salud graves incluso en pequeñas cantidades. Además, todos los resultados se corrigen para detectar diferencias en la ingesta de líquidos mediante la técnica llamada corrección de creatinina. No utilizar la corrección de creatinina puede conducir a una variación significativa en la concentración de las micotoxinas cuando hay una variación en la ingesta de líquidos.

Ejemplos de documentación e informes

Aquí podrás visualizar el ejemplo de solicitud de pruebas tal y como recibirás con el kit, también encontrarás un ejemplo de informe como el que recibirás con los resultados, y también un PDF con las instrucciones a seguir para la prueba.

Gastos de envío:

Están incluidos en el precio final del kit, salvo cuando las muestras procedan de las Islas Canarias, Ceuta o Melilla; En este caso se abonará un suplemento de 15€ (IVA incl.).

Plazos de entrega:

Micotoxinas en orina: aproximadamente 6 semanas

MICO/TOX

400

Las micotoxinas son metabolitos secundarios, producidos por diferentes especies de hongos, que comúnmente tienen un efecto tóxico en la salud humana y animal. Diferentes alimentos pueden estar contaminados y se consideran la principal fuente de exposición humana a las micotoxinas, sobre todo en países menos desarrollados. Sin embargo, en países de nuestro entorno, donde los controles alimentarios son más exhaustivos, la exposición ocupacional y ambiental contribuye de forma predominante a este problema.

Los hongos pueden crecer en casi cualquier superficie, especialmente si el ambiente es cálido y húmedo. Muchos de estos hongos son capaces de liberar toxinas al medio ambiente, las cuales pueden acceder a nuestro interior a través de la vía digestiva y respiratoria, siendo esta circunstancia el origen de múltiples patologías. Las enfermedades y los síntomas relacionados con la exposición a las micotoxinas incluyen fiebre, síntomas similares a la neumonía, enfermedades cardíacas, enfermedades reumáticas, asma, sinusitis, cáncer, pérdida de memoria, pérdida de la visión, fatiga crónica, erupciones cutáneas, depresión, TDAH, ansiedad, interacción con el metabolismo estrogénico, alteraciones gastrointestinales, daño renal y daño hepático.

MICO/TOX es un perfil analítico que incluye la cuantificación de 11 micotoxinas en una muestra de orina. Se trata de una prueba altamente sensible al emplear la tecnología cromatografía líquida con espectrometría de masas (LC-MS / MS) de última generación, lo que permite que muchos de estos compuestos se puedan detectar cantidades mínimas. Esto es importante porque las micotoxinas pueden causar problemas de salud graves incluso en pequeñas cantidades. Además, todos los resultados se corrigen para detectar diferencias en la ingesta de líquidos mediante la técnica llamada corrección de creatinina. No utilizar la corrección de creatinina puede conducir a una variación significativa en la concentración de las micotoxinas cuando hay una variación en la ingesta de líquidos.

Ejemplos de documentación e informes

Aquí podrás visualizar el ejemplo de solicitud de pruebas tal y como recibirás con el kit, también encontrarás un ejemplo de informe como el que recibirás con los resultados, y también un PDF con las instrucciones a seguir para la prueba.

Gastos de envío:

Están incluidos en el precio final del kit, salvo cuando las muestras procedan de las Islas Canarias, Ceuta o Melilla; En este caso se abonará un suplemento de 15€ (IVA incl.).

Plazos de entrega:

Micotoxinas en orina: aproximadamente 6 semanas

Las cepas de mohos pueden producir muchas micotoxinas diferentes. MICO/TOX proporciona una amplia cobertura en cuanto a las micotoxinas evaluadas, lo que permite detectar la mayoría de las exposiciones al moho.

AFLATOXINA M1 (AFM1)

La aflatoxina M1 (AFM1) es el principal metabolito de la aflatoxina B1, que es de las micotoxinas producidas por diferentes especies del género. Aspergillus. Las aflatoxinas son algunas de las sustancias más cancerígenas del medio ambiente. La susceptibilidad a las aflatoxinas depende de múltiples factores diferentes, como la edad, el sexo y la dieta. La aflatoxina se puede encontrar en frijoles, maíz, arroz, nueces, trigo, leche, huevos y carne. En casos de aspergiloma de pulmón, se han encontrado aflatoxinas en muestras de tejido humano. La aflatoxina puede causar daño hepático, cáncer, deterioro mental, dolor abdominal, hemorragia, coma y muerte. Se ha demostrado que la aflatoxina inhibe la proliferación de leucocitos. Los signos clínicos de aflatoxicosis son erupción macular no pruriginosa, dolor de cabeza, disfunción gastrointestinal (a menudo extrema), edema de las extremidades inferiores, anemia e ictericia. La toxicidad de las aflatoxinas aumenta en presencia de ocratoxina y zearalenona.

OCRATOXINA A (OTA)

La ocratoxina A (OTA) es una de las micotoxinas nefrotóxicas, inmunotóxicas y cancerígenas. Este químico es producido por Aspergillus y Penicillium. La exposición se produce principalmente a través de alimentos contaminados como cereales, zumos de uva, lácteos, especias, vino y café. La exposición a OTA también puede provenir de la exposición por inhalación en edificios dañados por la humedad. La OTA puede provocar enfermedades renales y efectos neurológicos adversos. Los estudios han demostrado que la OTA puede causar un daño oxidativo significativo en múltiples regiones del cerebro y los riñones. Se ha demostrado que los niveles de dopamina en el cerebro de los ratones disminuyen después de la exposición a la OTA.

ESTERIGMATOCISTINA (STG)

La esterigmatocistina (STG) es una de las micotoxinas que está estrechamente relacionada con la aflatoxina. STG se produce a partir de varios tipos de moho, como Aspergillus , Penicillium y Bipolaris . Es cancerígeno, especialmente en las células del tracto gastrointestinal y del hígado. Se ha encontrado STG en el polvo de alfombras húmedas. También es un contaminante de muchos alimentos, incluidos los cereales, el maíz, el pan, el queso, las especias, los granos de café, la soja, los pistachos y la alimentación animal. En casos de aspergiloma de pulmón, se ha encontrado STG en muestras de tejido humano. La toxicidad de STG afecta el hígado, los riñones y el sistema inmunológico. Se han encontrado tumores en los pulmones de roedores que estuvieron expuestos a STG. El estrés oxidativo se eleva considerablemente durante la exposición a STG, lo que provoca un agotamiento de antioxidantes como el glutatión, particularmente en el hígado.

RORIDINA E

La roridina E es un tricoteceno macrocíclico producido por los géneros de mohos Fusarium, Myrothecium, Trichoderma, Trichothecium, Cephalosporium, Verticimonosporium, y Stachybotrys (es decir, moho negro). Los tricotecenos se encuentran con frecuencia en edificios con daños por la humedad, pero también se pueden encontrar en granos contaminados. Este es un compuesto muy tóxico, que inhibe la biosíntesis de proteínas al prevenir la actividad de la peptidil transferasa. Los tricotecenos se consideran extremadamente tóxicos y se han utilizado como agentes de guerra biológica. Incluso niveles bajos de exposición a tricotecenos macrocíclicos pueden causar daño neurológico severo, inmunosupresión, alteración endocrina, problemas cardiovasculares y malestar gastrointestinal.

VERRUCARINA A

Verrucarina A es una de las micotoxinas tricoteceno macrocíclica producida a partir de Stachybotrys, Fusarium, y Myrothecium. Los tricotecenos se encuentran con frecuencia en edificios con daños por la humedad, pero también se pueden encontrar en granos contaminados. Este es un compuesto muy tóxico, que inhibe la biosíntesis de proteínas al prevenir la actividad de la peptidil transferasa. Los tricotecenos se consideran extremadamente tóxicos y se han utilizado como agentes de guerra biológica. Incluso niveles bajos de exposición a tricotecenos macrocíclicos pueden causar daño neurológico severo, inmunosupresión, alteración endocrina, problemas cardiovasculares y malestar gastrointestinal.

ENIATINA B

La eniatina B1 es un metabolito fúngico categorizado como una toxina ciclohexadepsipéptidos producida por los hongos del género Fusarium. Estas especies son contaminantes comunes de los cereales. Los efectos tóxicos de la eniatina son causados por la inhibición de la acil-CoA colesterol aciltransferasa, la despolarización de las mitocondrias y la inhibición de la resorción ósea osteoclástica. La eniatina tiene propiedades antibióticas y la exposición crónica puede provocar pérdida de peso, fatiga y enfermedad hepática.

ZEARALENONA (ZEA)

La zearalenona (ZEA) es una micotoxina producida por hongos de los géneros Fusarium y Gibberella . Se ha demostrado que es hepatotóxico, hematotóxico, inmunotóxico y genotóxico. ZEA se encuentra comúnmente en algunos alimentos, incluidos el trigo, la cebada, el arroz y el maíz. ZEA tiene actividad estrogénica y la exposición a ZEA puede provocar cambios reproductivos. La actividad estrogénica de ZEA es más alta que la de otras isoflavonas no esteroides (compuestos que tienen efectos similares al estrógeno) como la soja y el trébol. La exposición a ZEA puede provocar atrofia del timo y alterar la producción de linfocitos del bazo, así como una respuesta inmunitaria de los linfocitos alterada, lo que hace que los pacientes sean susceptibles a enfermedades.

GLIOTOXINA

Gliotoxina (GTX) es producido por hongos del género Aspergillus y quizá Candida. Aspergillus se propaga en el medio ambiente liberando conidios que son capaces de infiltrarse en las pequeñas vías respiratorias alveolares de los individuos. Para evadir las defensas del cuerpo Aspergillus libera gliotoxina. Esto da como resultado la regulación a la baja de la defensa inmunitaria fagocítica, lo que puede conducir a la exacerbación de infecciones polimicrobianas. Gliotoxina altera la activación de las células T e induce la apoptosis en los monocitos y en las células dendríticas derivadas de los monocitos. Estas deficiencias pueden conducir a múltiples síndromes neurológicos.

ÁCIDO MICOFENÓLICO

El ácido micofenólico (MPA) es producido por hongos del género Penicillium. El MPA es un inmunosupresor que inhibe la proliferación de linfocitos B y T. La exposición al MPA puede aumentar el riesgo de infecciones oportunistas como Clostridium y Candida. El MPA se asocia con abortos espontáneos y malformaciones congénitas cuando la mujer está expuesta durante el embarazo.

DIHIDROCITRINONA

La dihidrocitrinona es un metabolito de Citrinina (CTN), que es una micotoxina producida por hongos de los géneros Aspergillus, Penicillium y Monascus. La exposición a CTN puede provocar nefropatía, debido a su capacidad para aumentar la permeabilidad de las membranas mitocondriales en los riñones. Las tres vías de exposición más comunes son la ingestión, la inhalación y el contacto con la piel. Se ha demostrado que CTN es cancerígeno en estudios con ratas. Múltiples estudios han relacionado la exposición a CTN con una supresión de la respuesta inmune.

CHAETOGLOBOSINA A

La chaetoglobosina A (CHA) es producida por el hongo Chaetomium globosum (CG). CG se encuentra comúnmente en hogares que han sufrido daños por la humedad. Se ha encontrado que hasta el 49% de los edificios dañados tienen CG. El CHA es muy tóxico, incluso en dosis mínimas. CHA interrumpe la división y el movimiento celular. La exposición a CHA se ha relacionado con daño neuronal, peritonitis y lesiones cutáneas.