ETS – Chlamydia trachomatis

ETS – Chlamydia trachomatis

Chlamydia trachomatis es unas de las bacterias más comunes productoras de infecciones transmitidas sexualmente. Aproximadamente el 85% a 90% de las infecciones por C. trachomatis en mujeres y en hombres son asintomáticas.

Las manifestaciones clínicas en la mujer son: síndrome uretral, uretritis, bartolinitis, cervicitis, infecciones en el tracto genital superior (endometritis, enfermedad inflamatoria pélvica).

En las mujeres, las infecciones mal tratadas por C.trachomatis puede provocar secuelas que incluyen infertilidad, embarazo ectópico y dolor inflamatorio pélvico crónico. Las infecciones por Chlamydia durante el embarazo están asociadas con embarazo a pretermino, ruptura prematura de membrana, bajo peso al nacer, mortalidad neonatal, y endometritis post parto.

En Hombres la manifestación clínica más común es: la uretritis. Los síntomas de la uretritis no gonocócica pueden desarrollarse en un periodo de 7 a 21 días y se puede presentar con disuria y descarga uretral de suave a moderada, clara y blanquecina. Otros síntomas en el hombre son epididimitis, prostatitis, proctocolitis y conjuntivitis. La infertilidad masculina, prostatitis crónica y estrechez uretral son posibles consecuencias de la infección.

El método diagnóstico más habitualmente empleado es la detección de antígeno mediante técnicas inmunocromatográfica. Sin embargo, ETS/+ emplea técnicas de biología molecular que aumentan considerablemente la sensibilidad y especificidad.

pruebas de enfermedad transmisión sexual