Test genético de intolerancia a la fructosa - Laboratorio Calderon

Test genético de intolerancia a la fructosa

Test genético para detectar la intolerancia a la fructosa.

Test genéticos intolerancia alimentos centro diagnóstico calderón

Intolerancia Hereditaria a la Fructosa (IHF o Fructosemia) es una enfermedad congénita hereditaria. Se trata de una enfermedad rara, con una prevalencia de aproximadamente 1:20.000 y debe diferenciarse de la malabsorción de la fructosa (absorción nula o reducida de fructosa en el intestino delgado), la cual es bastante común y tiene síntomas parecidos pero no produce intoxicación. La IHF suele detectarse en los primeros meses de vida. Está causada por mutaciones en el gen ALDOB. Debido a esto, cuando las personas que padecen IHF ingieren fructosa, esta es absorbida por las células intestinales pero el organismo es incapaz de metabolizarla correctamente ya que carece de la enzima aldolasa B. Esta deficiencia provoca que se acumule un producto intermedio de la degradación de la fructosa que es tóxico para el organismo.

Ejemplos de documentación e informes

Aquí podrás visualizar el ejemplo de solicitud de pruebas tal y como recibirás con el kit, también encontraras un ejemplo de informe como el que recibirás con los resultados, y tanto un pdf como un video con las instrucciones a seguir para la prueba.

Gastos de envío:

Están incluidos en el precio final del kit, salvo cuando las muestras procedan de las Islas Canarias; En este caso se abonará un suplemento de 15€ (IVA incl.).

Plazos de entrega:
  • Test genético de intolerancia a la fructosa: 7 días laborables

175

¿Que es la intolerancia a la fructosa?

Intolerancia Hereditaria a la Fructosa (IHF o Fructosemia) es una enfermedad congénita hereditaria.  Se trata de una enfermedad rara, con una prevalencia de aproximadamente 1:20.000 y debe diferenciarse de la malabsorción de la fructosa (absorción nula o reducida de fructosa en el intestino delgado), la cual es bastante común y tiene síntomas parecidos pero no produce intoxicación. La IHF suele detectarse en los primeros meses de vida. Está causada por mutaciones en el gen ALDOB. Debido a esto, cuando las personas que padecen IHF ingieren fructosa, esta es absorbida por las células intestinales pero el organismo es incapaz de metabolizarla correctamente ya que carece de la enzima aldolasa B. Esta deficiencia provoca que se acumule un producto intermedio de la degradación de la fructosa que es tóxico para el organismo.

 
Síntomas de la intolerancia a la fructosa

El estudio genético está indicado cuando se presentan síntomas como: Fallo de medro (insuficiente ganancia de peso en niños pequeños), náuseas, vómitos, deshidratación, disfunción hepática, hipoglucemia e ictericia.